Ciudades Inteligentes

  • -

Ciudades Inteligentes

Tags : 

El termino “cuidad inteligente” o “inteligentemente eficiente” se refiere a aquellos desarrollos urbanos basados en la eficiencia de sus sistemas vitales, como lo son los sistemas de transporte, generación de energía y red eléctrica, manejo de desechos, recurso hídrico, telecomunicaciones y administración del espacio. Dirigidos a un enfoque de auto sustentabilidad, conectividad y armonía con el medio ambiente. Utilizando tecnologías electrónicas y de optimización y mejora de procesos.

SmartCity

tomada de: redinnova.com

Una cuidad inteligente es pensada y diseñada para que todo en ella funcione con la mayor eficiencia posible, es decir, para que sea considerada como tal una ciudad debería cumplir con los siguientes requisitos:

Sus sistemas de movilidad y transporte se concentran en la promoción del transporte colectivo, reduciendo el uso de vehículos con combustibles a base de hidrocarburos. La cuidad se construye de forma tal que incentive a sus habitantes a caminar como principal forma de transporte. Ademas, en una cuidad inteligente se lleva control de cada vehículo en tiempo real, con tomas de datos como distancia recorrida (y su equivalencia en toneladas de Carbono), tiempos de llegada y capacidad, combinado con una conectividad permanente con los usuarios, para que sepan por ejemplo si existe algún atraso en su autobús. En el apartado ambiental permiten llevar registros del nivel de contaminación causado por toda la cadena de suministros que abastecen la cuidad y sus habitantes, valiéndose de dispositivos electrónicos interconectados hechos específicamente para este fin.

La generación de energía  que abastece la red eléctrica de la cuidad esta completamente basada en fuentes renovables que no producen emisiones de carbono a la atmósfera como paneles y calentadores solares en los techos de todas las edificaciones además de generadores eólicos. Cada edificación debería de generar energía por su cuenta y tomar lo mínimo de la red eléctrica. Si una casa genera mas electricidad de la que consume puede alimentar la red y recibir bonos económicos, con medidores bidireccionales capaces de calcular la salida de energía de la casa y su equivalente en dinero.

El manejo de los desechos es considerado inteligente cuando se implementan dispositivos electrónicos que faciliten todo el proceso de recolección, transporte y procesamiento. Por ejemplo, en las casas y comercios los contenedores de reciclaje  tienen sensores capaces de detectar si hay algún elemento que no debería estar en ese contenedor, con sensores inductivos es posible detectar por ejemplo metal en el contenedor exclusivo para vidrio o plástico. En el puerto de recolección hay interfaces que indiquen a los recolectores si todo esta debidamente separado en los desechos de esa vivienda, o en cual de los contenedores hay materiales incorrectos para ser devueltos a los dueños de las casas para que los separen nuevamente. A la hora de la descarga en los centros de procesamiento los materiales son debidamente pesados y en el vertedero orgánico hay sensores de metano y otros gases dañinos para la atmósfera que calculan el impacto ambiental.

Algo tan importante como el manejo responsable del agua en una cuidad inteligente también esta relacionado con el uso de modernas tecnologías. Todas las salidas de la red son sensadas, ademas existen dispositivos especiales en varios puntos importantes, capaces de valorar la calidad del agua y alimentar una base de datos que lleva registro de consumos, calidad, áreas con mayor demanda, etc. Todo en tiempo real. De esta forma si ocurre una contaminación en la red es posible identificar donde, para poder aislarla inmediatamente. Y la gente no tiene que esperar a final de mes para conocer su recibo.

 

La administración del espacio debe estar orientada al aprovechamiento máximo en la arquitectura de los edificios. No necesariamente esto significa construir hacia arriba, puede ser hacia abajo, o aprovechando espacios que se creía no eran aprovechables. Un claro ejemplo son las modernas tiendas de Apple, en las que solo se ve una pequeña entrada en la superficie, pero debajo hay una enorme tienda. En cuanto a espacios personales e interiores las ciudades inteligentes cuentan con habitaciones multifuncionales que ahorran espacio. En una sola habitación podemos tener dormitorios, cocina, gimnasio y comedor, ya que todo esta oculto en las paredes.

AppleStore_1000

tomada de: arquiobjetos.blogspot.com/

Quizás la característica mas marcada de una cuidad que se considere inteligente son las telecomunicaciones y conectividad entre todos los dispositivos, para ser eficiente una cuidad tiene que estar enlazada en todo momento, la información debe fluir instantáneamente hasta el ultimo rincón, y estar disponible para todos. Bajo ese enfoque se instalan terminales electrónicas basada en el Internet de las cosas (IoT) por toda la cuidad. Son aparatos con formas tan comunes como una lampara en un poste de iluminación publica, que posee y brinda acceso a internet via Wi-Fi, creando así una enorme red en toda la cuidad a la cual se interconecta todo. Además a estas lamparas se les pueden adaptar cámaras de seguridad, para aprovechar la altura y su ubicación en las calles, así es posible ver en tiempo real lo que está ocurriendo, el estado del tránsito, incidentes como robos por ejemplo, para poder identificar a los malechores.

En líneas generales, una ciudad se puede definir como inteligente, cuando la inversión social, el capital humano, las comunicaciones, y las infraestructuras, conviven de forma armónica con el desarrollo económico sostenible, apoyándose en el uso y la modernización de nuevas tecnologías y dando como resultado una mejor calidad de vida y una gestión prudente de los recursos naturales, a través de la acción participativa y el compromiso de todos los ciudadanos.

 


Noticias recientes

Internet de las cosas

Ciudades Inteligentes

A la medida